al por mayor!
 

Comenzando un negocio minorista

El comercio minorista es probablemente el más conocido dentro del mercado tanto para aquellos que trabajan dentro del mismo, como para los consumidores y clientes, pero ¿de qué se trata y como funciona?. El mercado minorista se define como el intermediario entre el productor y el consumidor final, y abarca diferentes tipos de rubros según el servicio o producto que ofrezca, esto quiere decir que cualquier comerciante que tenga un local de venta al público, se considera un comerciante minorista.

Si tú estás pensando en comenzar tu pequeño negocio, hay algunas pautas que deben ser tenidas en cuenta: primeramente el minorista tiene que objetivo diferenciarse de su competencia, ofreciendo diferentes servicios para el cliente, como pueden ser la entrega a domicilio de sus productos, la venta por internet o personalizada, ya que es primordial tener una respuesta satisfactoria hacia las demandas del cliente.
minoristaOtra de las estrategias más importantes de cualquier comercio minorista, especialmente si el mismo va a contar con un local físico, es la locación. Las dos reglas principales son, que se encuentre ubicado en un lugar de tránsito continuo, tanto de peatones como de vehículos, y al mismo tiempo un lugar de fácil acceso, especialmente si optamos por ofrecer como servicio la venta online. Al estar en una zona a la cual es sencillo llegar y la cual cuenta con todos los medios de transporte, le estaremos facilitando al cliente, la oportunidad de acercarse a nuestro local, no solo para retirar o comprar su producto, sino también para que visite las instalaciones, lo que nos lleva a mencionar la presencia del lugar.
Es fundamental que el cliente se sienta cómodo y a gusto en tu local, aunque éste solo esté allí por unos minutos; la decoración, ambientación y los detalles son muy importantes, por eso no debemos menospreciar este aspecto. La publicidad también es importante, y afortunadamente hoy puedes valerte de un medio gratuito y masivo como lo es Internet y las redes sociales. No dudes en utilizar estas herramientas, especialmente si tu presupuesto inicial para la publicidad es escaso. De todas maneras también ten en cuenta medios tales como gacetas semanales, revistas barriales, periódicos, folletos y carteles, ¡sin duda esto ayudará a comenzar tu propio comercio minorista!.

 
 

Eligiendo el rubro

 

Como mencionamos, el mercado minorista ofrece un sinfín de opciones a la hora de hablar de productos, es por esto que generalmente se realizan estudios de mercado para saber que productos interesan a la mayoría de la gente, o bien, cuales son los productos que necesitan. Claro está que si nuestro comercio es pequeño, realizar un estudio de mercado puede resultar una tarea intricada, por ello es fundamental que seamos creativos. Una vez más, Internet juega un papel fundamental, ya que muchos consumidores suelen plasmar sus opiniones, dudas, quejas y sugerencias sobre diferentes productos en foros o incluso en páginas web de comerciantes más grandes.
Una vez que tengas la información que necesites, deberás elegir el rubro minorista al cual quieras pertenecer, ya sea, comestibles, juguetes, artículos de librería y oficina, venta de discos, películas, libros; el rubro solo depende de lo que nosotros deseemos hacer, de hecho, un buen arma es dedicarnos a comercializar productos que tengan que ver con nuestros intereses y aficiones. Por ejemplo, si somos amantes del cine, podemos poner un local minorista de venta de películas, de esta manera al conocer sobre el tema, podremos orientar a nuestros clientes, asesorarlos, aconsejarlos y sugerirles productos en el caso de que no estén seguros que comprar. Es fundamental para todo comerciante minorista conocer el producto o servicio que ofrece, eso hace que el cliente se sienta cómodo y confiado.

Requisitos básicos para los comerciantes minoristas e impuestos

Según las leyes impositivas y de comercio de cada país los requisitos legales para los minoristas varían, pero podemos nombrar aquellos que son básicos y fundamentales. En primer lugar se encuentra la capacidad de ejercicio del comercio, esto quiere decir que debes ser una persona apta civilmente para cumplir con las transacciones y responsabilidades correspondientes a un negocio minorista; sin lugar a dudas la más importante es ser mayor de edad, y en el caso de sufrir de alguna discapacidad, la misma no debe tener que ver con la imposibilidad de responder judicialmente, de manejar dinero o relacionarse socialmente.

minorista electronicaRecordemos que los comercios minoristas dependen de un mercado mayorista que los provea con los productos necesarios, por ello la contratación de una empresa proveedora en cada uno de los productos que ofrezcamos al público es fundamental. Como bien dijimos, cada país tiene sus propias leyes impositiva y de capacidad para los comerciantes minoristas, y aquí es en donde entra en juego el pago de los impuestos.
¿Cuáles son los impuestos que se le cobran a los comerciantes minoristas?; En muchos países estos dependen mucho del tipo de producto o servicio que ofrezca el minorista, ya que los impuestos por comestibles, no son los mismos que los impuestos por productos textiles, de la misma forma que no es lo mismo vender productos importados que de industria nacional. Incluso en muchos países hay productos que no pagan ningún tipo de impuestos, los cuales generalmente tienen un carácter cultural como lo son los libros, las películas y la música entre otros. Es por esta razón que resulta fundamental que nos asesoremos en los organismos de control del mercado minorista que corresponde a nuestro país una vez que definamos el rubro minorista al cual queramos pertenecer.
Esperamos que nuestro articulo te haya sido útil para comenzar a planear tu negocio minorista, y recuerda siempre contar con el asesoramiento, ya que según el país en el cual te encuentres, dependerán las leyes que te van a regir como comerciante.

 
  politicas de calidad email de contacto