al por mayor!
 

Cliente minorista

El cliente minorista es sumamente importante en al cadena de distribución, ya que pueden alterar, frenar y potenciar las acciones de marketing de los fabricantes y mayoristas y son capaces de influenciar en las ventas y los resultados finales de los artículos que comercializan. El cliente minorista es aquel que es dueño de un comercio que compra productos en grandes cantidades a fabricantes o importadores o bien compra en forma directa a través de un mayorista. Sin embargo, vende unidades individuales o pequeñas cantidades al público o consumidor final y a ese espacio físico se lo llama: tienda, comercio, local o punto de venta, negocio, entre otras denominaciones.

cliente minoristaEl cliente minorista es aquel que se encuentra en el penúltimo lugar de la cadena de suministro. Son los responsables del marketing y comprenden el comercio minorista dentro de su estrategia global, de distribución. El cliente minorista, tiene sus tiendas tanto en zonas residenciales como en zonas comerciales o también integradas en los centros comerciales y paseos de compras.
En otras palabras, debemos decir que el cliente minorista, transfiere bienes o presta servicios a los consumidores finales que son los que están ubicados en la última fase de la cadena, sean estos contribuyentes ordinarios o no, del impuesto tipo al valor agregado. Las transferencias sólo se referirán a los productos terminados y no a materias primas o insumos para su elaboración.
Es importante, que en este apartado nos refiramos al consumidor final que es el comprador final de la compra para consumir. Los consumidores a la vez, se pueden clasificar o tener en cuenta a que pertenecen a los consumidores fieles a una marca que son los que tienden a quedar satisfechos con un producto; consumidores concientes y sensibles a reclamos racionales; los consumidores conocedores del precio, que deciden por comparación económica; los consumidores impulsivos, que compran según la apariencia física según el producto. Los consumidores que reaccionan emocionalmente y responden a símbolos de un producto.
Cuando hablamos de clientes minoristas, tenemos que hablar del comercio tradicional que tiene la característica particular de poseer elementos fundamentales: mostrador, vendedor y almacén. Entre el comprador y la mercadería que se desea adquirir, existe un mostrador, así de esta manera esa mercadería no estará al alcance del comprador, puesto que para ello es el vendedor quien la muestra y los pone a disposición de comprador, explicando y argumentando las características o puntos fuertes de la mercancía. El comprador conoce el artículo a través del vendedor. Además existe un almacén separado del espacio dedicado a la venta en donde se guarda y oculta la mercancía. El comprador aquí no sabe si un determinado artículo está disponible o agotado. Estas son las pequeñas tiendas o comercios como por ejemplo: carnicerías, farmacias, verdulerías, mercerías, zapaterías, almacén e barrio, etcétera.

 
 

Otras características del cliente minorista

 

El cliente minorista también es el que posee un comercio de libre servicio que se basa en proporcionar al consumidor final, la libertad para moverse por el espacio de la tienda y para confeccionar su propia cesta o carrito de compras, eligiendo entre una amplia gama o surtido de mercaderías perfectamente empaquetados, etiquetados e identificados. Los establecimientos que adoptan esta forma de venta, permiten que el cliente o consumidor final, entren en contacto directo con la mercadería, es decir, sin la intervención del vendedor; así los procedimientos y métodos de venta del comercio tradicional resultan poco adecuados y aparece la necesidad de nuevas técnicas de venta que se adapten y permitan el desarrollo de esta innovación. El surgimiento de los híper, supermercados y autoservicios, también pueden ingresar en estos ítems las tiendas de descuento o tiendas de conveniencia.

cliente minorista comprando El cliente minorista, también es aquel del comercio mixto que es el establecimiento que además de disponer de una sala de ventas como una superficie de libre servicio, en el que el comprador tiene acceso a las mercaderías sin ningún tipo de barrera, cuenta con vendedores que le asesoran o le prestan sus conocimientos y profesionalidad para una mujer elección y adquisición de los artículos adecuados y de la cantidad adecuada.
En este apartado, incluiremos para dar ejemplos algunas de las tiendas especializadas, como por ejemplo: los grandes almacenes o tiendas por departamentos, también llamadas grandes superficies, los grandes almacenes de la construcción, grandes librerías, entre otros comercios. Las tiendas por franquicia también son comercios en los que el cliente minorista forma parte de la cadena. Para explicar acerca del dueño de la franquicia, tiene una tienda con el mismo nombre e imagen y venden productos similares en distintas ubicaciones o puntos de venta dentro de una misma locales, o también en distintas localidades. Las tiendas pueden pertenecer a un mismo propietario o puede ser una franquicia del propietario que ha firmado un contrario con el franquiciado que la gestiona. La franquicia es una palabra de derivación anglo francesa que significa "concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial otorgada por una empresa".

 
  politicas de calidad email de contacto